Desde nuestra experiencia conocemos las necesidades de nuestras clientas y las consecuencias de no llevar el sujetador adecuado.

Reproducimos los comentarios que hace Anita, un excelente fabricante de sujetadores, con el que llevamos años trabajando, en su blog:

Muchas de nosotras ya hace tiempo que nos hemos percatado de la importancia tanto estética como para nuestra salud de llevar la talla (y copa) adecuada de sujetador. Además de eso, el material, el diseño y la confección del mismo, deben ser impecables.

La mayoría de las mujeres tienen solamente en cuenta el tamaño de las mamas a la hora de comprar un sujetador descuidando algo importantísimo: el contorno por debajo del pecho, es decir, nuestra caja torácica. Así, solemos ver a menudo a chicas de busto generoso con los hombros hacia delante y/o pecho caído ya que un sujetador que queda grande de contorno no hace su función de sujeción y produce problemas de espalda y cervicales por mala postura, etc...

Hemos de tener en cuenta que el pecho se mantiene erguido gracias a fibras y músculos que, sin el soporte adecuado a lo largo de los años, se van estirando y perdiendo tono llegando incluso a romperse. Esa caída se acelera en función del volumen del pecho. 

Si ayudamos a nuestro cuerpo proporcionando al pecho un soporte firme, unos materiales suaves para la piel y la talla y copa correctas, estamos favoreciendo mantener unos pechos bonitos y en su sitio y evitamos dolores cervicales y de espalda a la vez que estéticamente toda nuestra ropa nos sienta mucho mejor.

En nuestras tiendas encontrarás un gran surtido de modelos: también sin armar de control medio, control total, sujetadores de cuerpo desde la talla 80 hasta la talla 130, y copas desde la B a la F.

Una pìncelada de nuestras colecciones:

  

 

   

 

Hasta 100 modelos que actualizamos continuamente.

Joomla templates by Joomlashine